El Arenero… y sus arenas.

Cuando convives con un gato o más puede surgirte la duda de cuál es el arenero más indicado, dónde ubicarlo, qué tipo de arenas usar, etc. Aquí te damos un pequeño resumen acerca de este tema tan importante para ayudarte a no cometer errores  y evitar comportamientos indeseados en tus gatos.

Palabras Clave: arenero, bandeja de arenas, bandeja de gatos, bandeja higiénica, caja de arenas, bandeja sanitaria, cat box.

Los gatos ya por instinto y de muy cachorros buscan el arenero para hacer sus deposiciones, pero para que hagan esto, el arenero debe de ser el apropiado, contener la arena más adecuada y además y sumamente importante: saber dónde situarlo en casa.

¿Cuántos areneros hacen falta?

Para calcular el número de areneros que debemos de colocar en casa, se puede calcular con la siguiente fórmula:

Número de areneros=

(Nº Gatos en casa + 1)

Pongamos un ejemplo: Si tenemos 3 gatos en casa: (3+1)= 4 Areneros.

En el caso de que en casa haya más de un gato, las bandejas deben de colocarse alejadas unas de otras, a poder ser en diferentes habitaciones.

El motivo de tener siempre una bandeja de más, es porque puede ocurrir que:

  • Alguno de los gatos decida que una de los areneros “es suyo” y no quiera compartirlo.
  • Varios gatos quieran ir a la vez a hacer sus necesidades … y se encuentre que “esta ocupada “
  • Que alguno de los areneros este sucio pueda ir a utilizar el otro.

 

 

Muchas veces podemos encontrarnos que no disponemos del espacio suficiente necesario en casa para poder tener el número de areneros idóneo…y además poderlos colocar en una ubicación correcta; en este caso, la idea es intentar acercarse al “máximo ideal” y al menos disponer de 1 arenero por gato.

 

 

¿Dónde colocar el arenero?

Una regla básica es recordar que nunca debe de estas en el mismo lugar que la comida ni la cama del gato. También es muy importante que esté colocado en un lugar tranquilo.

Si el lugar de colocación no es el adecuado, el gato evitará ir a él… y surgirán los problemas de defecaciones “en otros lugares inapropiados”.

 

 

 

Una buena opción es una esquina de una habitación tranquila, un cuarto de baño, un patio no transitado, bajo una escalera, o un simple rincón de la casa donde no sea una zona de tránsito.

 

 

¿Qué tamaño debe de tener?

El tamaño del arenero está muy relacionado con el tamaño del gato: debe de ser lo suficientemente amplio para que el gato quepa dentro y pueda dar vuelta (se recomienda 1,5 veces el largo del gato).

A veces se comete el error de colocarles un arenero pequeño para evitar “que ocupe mucho espacio” o “no se vea mucho porque  no hace bonito”…esto evidentemente es un gran error.

 

 

También un arenero excesivamente grande puede ser un problema si se trata de una raza muy pequeña o es aún un cachorro (ya que le será difícil acceder a él) o bien si se trata de un gato mayor con dolor articular le costará más si las paredes del arenero son muy altas.

 

 

 

¿Con o sin tapa?

Las ventajas de un arenero cerrado o “con tapa” es evitar la salida de los malos olores y de las arenas cuando el gato tras hacer sus deposiciones las intenta tapar y con tanto ímpetu las echa fuera)…

Del resto todo son desventajas, ya que los gatos, en general no les gusta verse encerrados cuando se encuentran en una ” situación vulnerable” como es en este caso, y prefieren tener amplia visión de todo lo que les rodea en esos momentos de intimida, y lo más importante es que puedan entrar y salir con facilidad.

 

 

 

 

Tipo de Arena

Actualmente en el mercado existe una gran variedad de arenas (de esto escribiré en un próximo post y pondré aquí el enlace), lo más importante es no dejarse desorientar por el exceso de oferta y estar atentos a las necesidades y gustos de nuestro gato a la hora de elegirla, también es importante las preferencia del propietario (facilidad de limpieza, coste económico ….) pero al fin y al cabo es el gato el que las va a usar y serán sus gustos y necesidades algo muy decisivo en su elección.

Facilidad de Limpieza

Limpiar el arenero  no es algo agradable para nadie…así que cuanto más fácil sea de limpiar mejor. Los areneros abiertos suelen ser más fáciles de limpiar que los cerrados que normalmente hay que desmontarlos para poder acceder a su interior.

La limpieza de la arena debe de ser diaria, de este modo evitaremos olores y posibles rechazos del gato. Según el tipo de aren elegido (aglomerante, absorvente…) la limpieza varía en cuanto a ir eliminando las zonas aglomeradas y rellenar con arena nueva (en el caso de las aglomerantes) ó sustituir todas las arenas y rellenar de nuevo el arenero ( en el caso de las absorbentes), lo importante es mantenerlo siempre limpio y sea un lugar atractivo para el gato, una arena sucia no invita a ” ser usada”.

La limpieza del cajón en sí, debe de hacerse con agua jabonosa templada (evitando productos químicos tóxicos que impregnen la bandeja con su olor y provocando rechazo en el gato a la hora de usarla).

Curiosidades:

 

 

Arenero decorativo.

 

 

 

 

 

 

Arenero tipo tamiz: son dos bandejas, la de arriba funciona tipo “tamiz” colando las arenas sucias y permitiendo la caída de las arenas limpias en la bandeja de abajo. En este caso, recomiendo el uso de arenas aglomerantes.

 

 

 

 

Para los más viajeros… tenéis este tipo de bandeja plegable, fácil de transportar y montar para cuando lo necesite el gato.

 

 

 

 

 

Polvo desodorante : los hay de diferentes olores, se mezclan con las arenas y además de neutralizar el mal olor de las deyecciones de los gatos, deja un olor a fresco y limpio.

 

 

También hay este tipo de spray que neutraliza los malos olores.

 

 

 

 

Existen todo tipo de muebles: para aquellos que os guste la decoración, podemos esconder el arenero en su interior y nadie se daría cuenta de lo que su interior contiene contiene.

 

 

 

 

Buceando por Internet, desde China puedes encontrar este: Arenero “autolimpiable”…

 

 

 

 

Arenero cerrado… pero con tapa “transparente”… para aquellos que desean tener un arenero cerrado y el gato se encuentre un poco más tranquilo en su interior.

 

 

 

Arenero “desechable”, para cuando no podemos llevar su arenero habitual con nosotros, o para algo ocasional.

 

 

 

Para aquellos que quieran enseñar a su gato a ir al WC… aunque sea una simple curiosidad, este kit de adiestramiento… aunque realmente, no es lo más aconsejado, el gato siempre preferirá ir a un arenero con arenas 😉

 

 

 

 

 

Comparte :